Buscar
  • Maya Bolaños

TRADUCCIÓN Y LOCALIZACIÓN DE CHISTES. “La metamorfosis del lenguaje del humor"

Actualizado: 19 ago 2021






Todos sabemos que los chistes, además de hacernos reír y relajar el ambiente, son una excelente forma de profundizar en los idiomas, tanto propios como extranjeros. Hoy por hoy y dado a que el humor es un recurso muy bien utilizado y aprovechado en el mercado, solemos traducir más chistes que poemas. De esa cuenta, así como lo hacemos al traducir poesía o canciones, a la hora de traducir un chiste, somos dueños de la libertad creativa, que es fundamental, sabiendo que nuestra prioridad es transmitir la idea en sí.


Si hablamos de las características de un chiste, consideramos que no sólo el estilo del chiste, su juego de palabras, sino también su “doble sentido” son detalles indispensables cuando intentamos adaptar el humor original a nuestro idioma.


¿QUÉ NOS DICE LEO HICKEY EN SU ENSAYO “Aproximación pragmalingüística a la traducción del humor”?


"Es sabido que el humor viaja mal, que suele marchitarse en el trayecto más corto, llegando deshecho, si no muerto, a su destino, al trasladarse de un idioma a otro (véase Chiaro 1992:77). Así sucede en no pocos casos porque lo esencial del humor está íntimamente vinculado con aspectos del texto de partida que no dependen de la semántica, de lo que se dice y, por muy exactamente que se traduzca el importe semántico, el humor original desaparece en la traducción." Por ejemplo:


The teacher is explaining proverbs to the children. She says: «Cleanliness is next to godliness. Now, Billy, what is cleanliness next to? ». «Impossible, Miss», says Billy.


El humor radica en que las oraciones análogas «Cleanliness is next to godliness» y «Cleanliness is next to impossible» son expresiones correctas y sensatas en inglés, pero la primera constituye un refrán y la otra no, siendo la preposición «next to» ambigua. Debido a ello, la traducción al español de una de las oraciones no se parece mucho a la de la otra, por lo que ninguna de ellas resulta graciosa:

«La limpieza se acerca a la divinidad» y «La limpieza es casi imposible».


En el ejemplo del chiste que aparece en la fotografía, podemos analizar varios aspectos:


1. Contexto, el lugar o país, el entorno en donde aplica este chiste.

2. Influencia cultural

3. Doble sentido del humor

4. Terminología


Observamos también que tiene influencias culturales. Para entenderlo, primero hay que saber lo que significa “break a leg” que tiene un trasfondo cultural que literalmente se traduce por “romper una pierna”. Pero si se traduce teniendo en cuenta el contenido, es una frase que te desea mucha suerte en un show.

La segunda parte también necesita explicaciones de vocabulario porque la palabra “cast” tiene doble sentido. Cast significa “yeso" -en nuestro entorno, "escayola" en otros países”, pero al mismo tiempo significa “reparto/elenco”.


¿Cómo quedaría el chiste ya traducido sin alteraciones ni modificaciones?

¿Por qué les decimos a los actores “quiébrate una pierna"? Porque cada obra tiene un yeso.

Con toda esta información tal vez se entiende el chiste, pero es muy probable que el público ya no se ría. Y si quisiéramos traducirlo utilizando la adaptación lingüística diríamos: "¿Por qué les decimos a los actores "mucha suerte"? Porque cada obra tiene un elenco". ¿Se comprende mejor ahora el juego de palabras y la metamorfosis que el lenguaje sufrió de un idioma a otro?

De allí surge el dicho “si comprendes un chiste, hablas el idioma”. Este es un claro ejemplo de que por razones culturales e idiomáticas, el chiste lo comprenderán perfectamente las personas angloparlantes en su idioma natal. Al intentar traducirlo, pierde por completo su esencia. El doble sentido del mismo se pierde en su totalidad.


A todos nos gusta reír y disfrutar de un buen chiste y contamos con diversidad de chistes y humor en revistas, libros que describen situaciones divertidas, películas, videos que nos dan la oportunidad de reír a carcajadas.


Los latinos por excelencia solemos contar con ese sentido del humor, esa chispa, esa nota humorística que nos caracteriza. En Guatemala, por ejemplo, somos especialistas en memes. En este sentido, solemos creer que un texto humorístico puede ser traducido a cualquier idioma con facilidad, y que el humor producirá el mismo efecto en otras culturas. El humor es algo universal, ¿no es así? Si se supone que algo es divertido, todo el mundo debería reírse, independientemente del idioma en el que se expresa. Sin embargo, la realidad es otra para los traductores, pues el traducir chistes e historias divertidas representa un gran reto. Cuando un traductor se enfrenta a un chiste o una descripción de algo divertido, ya no es una simple traducción, es más bien, un desafío en cuanto a localización.


Muchas son las razones por las que un chiste y/o un texto divertido puede carecer de encanto al momento de ser traducido. En algunos casos pueda ser que se fracase rotundamente, o en el peor de los escenarios, incluso puede llegar a ofender al lector. La razón estriba en que muchos chistes, si no la mayoría de ellos, se basan en rimas, juego de palabras o elementos clave que en algunas oportunidades tienden a desaparecer en una traducción. Es aquí donde los traductores en su mayoría encuentran esta tarea imposible o desafiante.


En este otro ejemplo, pero a diferencia del anterior, es comprensible en su totalidad, dado a que el tipo o los tipos de letra son universales. Aquí podemos observar el juego de palabras y el doble sentido en su máxima expresión. Helvética y Times New Roman todos sabemos que corresponden a tipos de letra. ¿Cómo quedaría la traducción de este chiste entonces?

Helvética y Times New Roman entran a un bar. “¡Fuera de aquí!” grita el barman/cantinero/. “¡No servimos su tipo!”


EL ASPECTO SOCIOCULTURAL EN EL HUMOR -LOCALIZACIÓN-.




Así como en la educación, la política, la salud, los negocios, cuando hablamos del humor también observamos que está cargado de temas de carácter sociocultural que pertenecen a una determinada región.


Si tomamos como ejemplo los negocios, todos sabemos que, en el contexto de negocios, localización implica hacer un estudio de mercado para que el producto o servicio se comercialice exitosamente en el mercado objetivo. McDonald’s es una de las más grandes cadenas de comida rápida en el mundo. Tiene puntos de venta en varios países, pero el menú varía de acuerdo a cada región. Esto se debe a que cada país tiene costumbres y preferencias distintas, por lo tanto, el menú se adapta a cada cultura.


En otras palabras, la localización implica adaptar el producto o servicio, según las preferencias y necesidades del cliente. Esto es lo que significa localizar. Es decir, la traducción es un proceso netamente lingüístico, mientras que la localización implica una adaptación lingüística y cultural. Es decir, no solo consiste en traducir el idioma, sino en realizar una traducción adaptada a la cultura para la cual se traduce.

Si lo aplicamos al humor, es entender el concepto del chiste y poder adaptarlo a una cultura diferente, a efecto de obtener un resultado lo más parecido posible al texto original.


Lo más probable es que los traductores y lingüistas, en muchas ocasiones, se ven en la necesidad de cambiar la redacción, los personajes y la configuración de una historia y tal vez eliminar o sustituir algunos fragmentos de un chiste. Para poder hacer reír al público objetivo, es entonces necesario el reajuste de los textos al momento de traducirlos. Por supuesto, hay muchos casos en los que el texto no requiere cambios, pero, en general, hay que estar preparado para dejar que muchas historias y chistes sufran una pequeña metamorfosis, para que puedan ser divertidos en otros países.


ASPECTOS FUNDAMENTALES A CONSIDERAR AL MOMENTO DE TRADUCIR CHISTES



1. Dominar el idioma objetivo, el idioma hacia o para donde se está traduciendo.

2. Conocer los giros lingüísticos y/o bromas del país o el lugar. Es decir, conocer la jerga del lugar, las palabras en doble sentido.

3. Estar familiarizado con la cultura del lugar, sus influencias culturales.

4. Tener buen sentido del humor😊


De todo se dice en cuanto a la traducción de chistes, humor, o sentido del humor. Sin embargo, “sabio es considerar que el peor de los errores es tratar de explicar o aclarar un chiste que nadie comprendió”.


Un poco de humor...



1. ¿Cuántos traductores hacen falta para cambiar una bombilla? Depende del contexto.


2. Dos traductores están hablando a bordo de un barco.

– ¿Sabes nadar? – pregunta uno. – No – responde el otro – pero puedo gritar pidiendo ayuda en nueve idiomas.


3. Un traductor recibe 400 palabras para traducir.

Cliente: – ¿Cuánto tiempo vas a necesitar? Traductor: – Alrededor de una semana. Cliente: – ¿Una semana entera para 400 palabras? Dios creó el mundo en seis días. Traductor: – Entonces echa un vistazo al mundo y después lee mi traducción.


4. ¿Cómo se llama un dinosaurio con un vocabulario muy extenso? Thesaurus (diccionario de sinónimos)


5. Profesor de geografía: – ¿Sabes cuál es mi nación favorita? Estudiante: – Sí, expla-nation.


6. ¿Cuál es la palabra más larga en inglés? “Smiles”, porque hay una milla entre la primera y la última letra.

Fuentes: https://cvc.cervantes.es/lengua/aproximaciones/hickey.htm

https://www.nytimes.com/2012/10/21/books/review/the-challenges-of-translating-humor.html

360 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo