Buscar
  • Maya Bolaños

"EL DIARIO DE ANA FRANK", SUS TRADUCCIONES y CONTROVERSIAS


"Me parece que lo mejor de todo es lo que pienso y siento. Al menos lo puedo escribir, de lo contrario me asfixiaría completamente." Ana Frank. 16 de marzo de 1944.


El 12 de junio cuando se conmemoró el nacimiento de Annelies Marie Frank -Ana Frank- (1929), en Fráncfort del Meno, Alemania me transportó al histórico y hermoso lugar donde fuera su refugio en Amsterdam y quise dejarles unas cuantas líneas acerca de su historia y la historia de las traducciones del "Diario de Ana Frank", y también de sus controversias.


Ana Frank, comenzó a escribir su diario en junio de 1942, dos días después de cumplir los trece años y tan solo unas semanas antes de que su familia se escondiera en la "casa de atrás" de Prinsengracht 263, Amsterdam, el inmueble donde se encontraba la empresa de su padre, Otto Frank.


Una niña judía que amaba los libros y llena de curiosidad por el mundo que la rodeaba, en su cumpleaños, al ver los obsequios que le habían hecho, encuentra un fascinante diario, al que llamaría Kitty.


Junto a su familia vivió los hechos más difíciles de la Segunda Guerra Mundial. ‘El diario de Ana Frank’ se convertiría entonces en una de las obras literarias más importantes y reconocidas de la época. Tras 70 años de su primera publicación este libro sigue siendo uno de los recomendados literarios favoritos para los jóvenes.


Aunque su diario habla sobre los trágicos hechos de esta guerra, el relato de su historia ha sido invaluable herramienta pedagógica para padres y maestros para acercar y explicar a los jóvenes este hecho histórico de una manera adecuada, y dejándole una visión diferente sobre la guerra y la importancia de los derechos de los personas.


ACERCA DE ANA FRANK


Soñaba con ser escritora o periodista, era una adolescente amigable y le encantaba hacer bromas. Vivía con sus padres y su hermana Margot Frank en Alemania. En 1940, cuando Hitler fue nombrado presidente de este país le declaró la guerra a los judíos, y su vida empezó a cambiar. Los niños alemanes que habían sido sus amigos de infancia, empezaban a fijarse en su nacionalidad y a apartarla e intimidarla a causa de esta. Se mudó a Holanda junto con su familia, pero los alcanzaron las amenazas y persecución política.


Ana y su familia tuvieron que refugiarse durante 2 años en un pequeño escondite en Ámsterdam, en donde la mayor parte del tiempo no podía salir, ni hablar, ni mucho menos jugar.

En ese refugio personificó en su diario a su amiga Kitty, y le contaba en cada página todo lo que acontecía, su temor ante los militares que asediaban el vecindario, la esperanza que albergaba para que pronto terminara el conflicto y su visión bastante crítica para su corta edad, frente a la guerra que estaba viviendo.


Y así Ana le dio vida a esta historia anhelando poder vivir tranquila y libre por el mundo como todos los niños. Sin embargo, antes de acabar la guerra y a pesar de su valentía, los alemanes los encontraron y los enviaron a un campo de concentración. Otto, su padre fue el único sobreviviente. Encontró el diario de su hija, se conmovió y publicó los escritos para que todos conociéramos su experiencia.


Después de permanecer durante un tiempo en los campos de concentración de Westerbork en Países Bajos y Auschwitz en Polonia, Ana y su hermana fueron deportadas a Bergen-Belsen, donde la pandemia de tifoidea cobró la vida de ambas, primero Margot y poco después Ana.

LAS TRADUCCIONES DEL DIARIO


El editorial Contact publica por primera vez el diario, con el título Het Achterhuis (la casa de atrás) en Ámsterdam, Países Bajos, en 1947, que sirvió de original para la traducción realizada en abril de 1955 - primera traducción al español con el título "Las habitaciones de atrás" - (editorial Garbo, Barcelona). Ediciones posteriores en español llevan títulos como Diario de Ana Frank o El diario de Ana Frank.


En 1955 María Isabel Iglesias tradujo tal versión. De esa traductora no se han podido encontrar datos sobre su trayectoria profesional.

Años más tarde en 1991, y a raíz de las investigaciones del Instituto Neerlandés de Documentación de Guerra, se publicó de nuevo el diario. Esta vez completo, incluidos los fragmentos que Otto Frank había eliminado para la publicación de 1947. Este constituye entonces el original que sirvió para la traducción de 1993.


La traducción de 1993 estuvo a cargo de Diego Puls, traductólogo por la Universidad de Amsterdam, traductor literario, redactor de los diccionarios de español de Van Dale y ex profesor de traducción de la Universidad de Groninga.

Ana Frank lo escribió en neerlandes y fue traducido al inglés, haciendo un total aproximado de setenta idiomas a los que ha sido traducido, convirtiéndose en el libro holandés más traducido de la historia. En 1959, el Diario fue llevado al cine y adaptado como una serie de televisión en 1967.


Cabe destacar la influencia que tiene sobre una obra la persona que traduce. La ideología, el contexto sociocultural, el momento en la historia, etc., factores que influyen en la toma de decisiones a la hora de traducir.


Esto nos obliga a observar las controversias que existieron en la traducción y reescritura de dicho diario dado a que incluia el aporte ideológico de la época en el momento en que se intentó traducir del holandés al alemán. Lefevere menciona una comparación traductológica y lingüística entre la edición holandesa de 1947 con la traducción alemana de Anneliese Schütz.

La traducción que Schütz realizara del holandés al alemán fue objeto de críticas, ya que muchas palabras o frases escritas originalmente en holandés, las tradujo de manera diferente y no reflejaba la forma en que Ana Frank había plasmado sus escritos.

Sonia Santos Vila, de la Universidad de Valladolid nos da un recorrido por la publicación: "Lefevere, André: Traducción, reescritura y la manipulación del canon literario, Salamanca, Ediciones Colegio de España, 1997, 209 pp. (Trad. española de Mª Carmen África Vidal y Román Álvarez de Translation, Rewriting and the Manipulation of Literary Fame, Londres, Routledge, 1992)

"Con la traducción al español de esta magnífica obra de André Lefevere se inaugura la serie Biblioteca de Traducción, cuyos responsables aspiran a la consecución de dos objetivos esenciales: facilitar el acceso a obras consideradas ya clásicas que hasta ahora no se habían vertido al español y, en segundo lugar, dar a conocer aquellos estudios de investigadores españoles que por su calidad y rigor merecen ser difundidos. Traducción, reescritura y la manipulación del canon literario es un último homenaje a André Lefevere (1945-1996)"


UNO DE LOS TANTOS EJEMPLOS QUE CAUSARON CONTROVERSIA EN LA TRADUCCIÓN

En el quinto capítulo, La Traducción: La ideología, André Lefevere habla acerca de las diferentes traducciones del Diario de Anne Frank y menciona que Anneliese Schütz, periodista amiga de los Frank, quien tradujo el Diario al alemán, lo habría hecho en forma dudosa ya que la traductora suaviza los ejemplos de la descripción de los alemanes, junto con la dura situación de los judíos en los Países Bajos, con el fin de vender más. Asimismo convierte a Anne Frank en el estereotipo cultural de la adolescente “ideal” aceptable para el público de los 50: limpia su lenguaje, evita los efectos estilísticos en alemán que Anne intenta conseguir en holandés, etc. El diario desaparece de la traducción y se sacrifica a la “imagen” de Anne Frank que la traductora alemana desea proyectar.


Veamos un ejemplo clave refiriéndose a la descripción del campo de concentración de Westerbork en los Países Bajos:


“voor honderden mensen 1 wasruimte en er zijn veel te weinig WC’s. De slaapplaatsen zijn alle door elkaar gegooid”.

(una ducha para cientos de personas, y hay muy pocos inodoros. Los espacios para dormir han sido colocados todos juntos.)


La traducción de Anneliese Schütz:


“viel zu wenig Waschgelegenheiten und WC’s vorhanden. Es wird erzählt, dass in den Baracken alles durcheinander schläft”

(Hay muy pocas áreas de ducha e inodoros disponibles. Se dice que todos ellos duermen en las barracas.)


Al observar la traducción, la traductora da a entender que hay más cuartos de ducha y no solo uno (Ana Frank con total afirmación indicaba lo contrario en la versión original), restándole de esa cuenta el impacto de lo que en realidad sucedía.

En diciembre de 2019, la Editorial EUDEBA, de Buenos Aires, publica Querida Kitty, la novela epistolar de Anne Frank redactada por ella misma, en una traducción directa del original neerlandés de Diego Puls.


UNA TARDE EN LA CASA DE ATRÁS. MI CORTA, ENRIQUECEDORA E INOLVIDABLE VISITA EN AMSTERDAM.

Años atrás, tuve la oportunidad de visitar la casa de Ana Frank en Amsterdam y disfruté viendo y leyendo sus manuscritos, así como el Archivo Documental de la Guerra.


Todos mis viajes tienen algo de historia y este en especial, con esta visita a la que fuera la casa-refugio de Ana Frank, me transportó a su época. Una hora de cola para lograr entrar y poder disfrutar ese recorrido en las gradas angostas y bien empinadas, los pasillos que direccionaban a las habitaciones con poca luz, pero suficiente para iluminar los cuadros, fotografías, ese pequeño museo que atesoro en mi mente y en mi corazón y a cuyo lugar espero poder regresar.


Con dicha experiencia recordé mis años de adoelscencia cuando incursioné en tales líneas y soñaba visitar el lugar. Tres horas adentro no fueron suficientes pues me deleitaba leyendo y aprendiendo de las líneas del traductor, que supo plasmar un poco del corazón de Ana Frank.


FRENTE AL ESCRITORIO DE ANA FRANK

Pequeño escritorio en la habitación de Ana y Fritz Pfeffer en la Casa de atrás. Reconstrucción, 1999. Colección de fotos: Anne Frank Stichting/ foto: Allard Bovenberg.


Mucho se dice no sólo de Ana Frank, de su diario, de las versiones publicadas, de sus traducciones. Sin embargo, todo esto no le resta importancia a tan relevante y apasionante historia acaecida en los Países Bajos.




Para aquellos que no han leído el libro, los invito a enamorarse de tan enriquecedoras líneas que nos transportan a una época durante la ocupacion nazi y que además de historia, nos deja una lección de resiliencia, de supervivencia, de actitud y ante todo, de valentía.



Fuentes:

file:///C:/Users/Mayita/Downloads/Dialnet-LefevereATraduccionReescrituraYLaManipulacionDelCa-5379471.pdf

https://www.annefrank.org/es/

https://www.nytimes.com/es/2018/05/17/espanol/ana-frank-diario-paginas.html





204 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo