Buscar

ACERCA DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y SUS ÚLTIMAS INCORPORACIONES AL DICCIONARIO

Actualizado: 14 feb


La Real Academia Española (RAE) denominación como consta en sus estatutos, es una institución cultural, cuya finalidad básica se centra en establecer la norma que regula el uso correcto de la lengua española. Su sede se encuentra en Madrid, España, y para ello, sus Academias asociadas de América y Filipinas desarrollan una política lingüística que implica la participación de todas ellas en las obras fundamentales que sustentan y expresan la unidad de la lengua, como el Diccionario, la Gramática y la Ortografía, y en cuantas acciones, productos y recursos contribuyen al mismo fin.


En conjunto, todas conforman la llamada Asociación de academias de la lengua española y es por lo tanto, el organismo responsable de elaborar las reglas normativas del español, plasmadas en el diccionario, la gramática y la ortografía, que garanticen un estándar lingüístico común. A través de los años, la Academia ha sobrevivido a los embates de la historia, a los procesos sociales y a diversas corrientes políticas que acabaron con instituciones aparentemente más sólidas. Ha mantenido la tradición y se ha renovado con los nuevos aportes del mundo hispanohablante.


SUS ORÍGENES Y FINES



También se le conoce como La Corporación, y fue fundada el 6 de julio de 1713 por un grupo de ilustrados quienes alrededor de Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena y duque de Escalona, concibieron la idea de crear una academia dedicada a trabajar al servicio del idioma nacional, encaminando su labor para salvaguardar la lengua literaria, aunque también prestó atención a la lengua usual. La Corporación se separaba de los preceptos de la Academia Francesa (fundada por el cardenal Richelieu en 1635) que, conjuntamente con la Academia Italiana Della Crusca (Florencia, 1528), le había servido de modelo.

Fue entonces hasta el 3 de octubre de 1714 cuando, mediante una Real Orden de Fundación, el rey Felipe V autorizó la redacción de sus estatutos y les concedió a sus miembros ciertos privilegios, tras colocarlos bajo su “amparo y Real Protección”. Esto significaba que los académicos gozaban de las preeminencias y exenciones concedidas a la servidumbre de la Casa Real. En el siglo XVIII ya existía la conciencia de que la lengua española había alcanzado un alto grado de perfección. El lema «Limpia, Fija y da Esplendor» y el emblema —que muestra un crisol puesto al fuego— dan fe del propósito de la Academia: afianzar los vocablos de la lengua castellana en su mayor propiedad y elegancia.


La Academia Española, se diferenció entonces por sus propósitos de otras academias que habían proliferado en los siglos de oro y que estaban concebidas como tertulias literarias que se daban ocasionalmente.


LAS VEINTIDÓS ACADEMIAS QUE INTEGRAN LA ASOCIACIÓN DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPAÑOLA


La Asociación de Academias de la Lengua Española está integrada por las veintidós Academias de la Lengua Española que existen en el mundo:

  • la Real Academia Española (1713),

  • la Academia Colombiana de la Lengua (1871),

  • la Academia Ecuatoriana de la Lengua (1874),

  • la Academia Mexicana de la Lengua (1875),

  • la Academia Salvadoreña de la Lengua (1876),

  • la Academia Venezolana de la Lengua (1883),

  • la Academia Chilena de la Lengua (1885),

  • la Academia Peruana de la Lengua (1887),

  • la Academia Guatemalteca de la Lengua (1887),

  • la Academia Costarricense de la Lengua (1923),

  • la Academia Filipina de la Lengua Española (1924),

  • la Academia Panameña de la Lengua (1926),

  • la Academia Cubana de la Lengua (1926),

  • la Academia Paraguaya de la Lengua Española (1927),

  • la Academia Boliviana de la Lengua (1927),

  • la Academia Dominicana de la Lengua (1927),

  • la Academia Nicaragüense de la Lengua (1928),

  • la Academia Argentina de Letras (1931),

  • la Academia Nacional de Letras de Uruguay (1943),

  • la Academia Hondureña de la Lengua (1948),

  • la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española (1955) y la

  • Academia Norteamericana de la Lengua Española (1973).

SUS FUNCIONES


La Academia funciona en Pleno y en Comisiones que se reúnen semanalmente. Las Comisiones tienen la misión de elaborar las propuestas que posteriormente examinará el Pleno para decidir sobre su aprobación.



El artículo primero de los estatutos de la RAE plantea:

«[...] tiene como misión principal velar por que los cambios que experimente la Lengua Española en su constante adaptación a las necesidades de sus hablantes no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico. Debe cuidar igualmente de que esta evolución conserve el genio propio de la lengua, tal como ha ido consolidándose con el correr de los siglos, así como de establecer y difundir los criterios de propiedad y corrección, y de contribuir a su esplendor.


Para alcanzar dichos fines, estudiará e impulsará los estudios sobre la historia y sobre el presente del español, divulgará los escritos literarios, especialmente clásicos, y no literarios, que juzgue importantes para el conocimiento de tales cuestiones, y procurará mantener vivo el recuerdo de quienes, en España o en América, han cultivado con gloria nuestra lengua. Como miembro de la Asociación de Academias de la Lengua Española, mantendrá especial relación con las Academias Correspondientes y Asociadas.»


La RAE es considerada frecuentemente como una organización conservadora, pues entre sus metas está la preservación de la lengua española. Sin embargo se caracteriza asimismo por ejercer una influencia progresista, al esforzarse en mantener el lenguaje formal en sintonía con la actualidad. Un ejemplo de esto último ocurrió en 1994 cuando dictaminó que las consonantes ch y ll serían alfabetizadas junto con la c y la l y no como letras independientes, como en el pasado. La RAE sigue un proceso formal para la admisión de nuevas palabras.


ACERCA DE LAS ÚLTIMAS INCORPORACIONES AL DICCIONARIO



Después de leer acerca de su denominación, su fundación y sus funciones, veamos entonces las últimas incorporaciones que la Real Academia Española (RAE) a hecho al diccionario.


Según, Santiago Muñoz Machado, director de la RAE, una palabra se acepta después de analizar el lugar y el uso que se la da en habla hispana. Luego pasa a una comisión del Pleno de la Academia para estudiar su definición, posteriormente es enviado a América para que los estudien 22 academias del continente y finaliza con la incorporación al diccionario.

En ese sentido y tras la publicación de la REAL ACADEMIA ESPAÑOLA del 31 de marzo de 2021, y según confirmación por el Diario La República, en su publicación de hoy 27 de abril, la RAE incorporó el término "covidiota" y otras palabras relacionadas con la pandemia de la COVID-19 en su Diccionario Histórico de la Lengua Española (DHLE).


Concretamente, indica que covidiota es un calco estructural del inglés covidiot, que designa a una persona que se niega a cumplir las normas sanitarias dictadas para evitar el contagio de la COVID-19. Puede funcionar como sustantivo masculino y femenino o como adjetivo.


Otra palabra que ha generado controversia tras su incorporación es “coronabebé” que se refiere a los bebés que nacieron en época de coronavirus y experimentan características del entorno, tales como no poder ser abrazados, besados, ni acariciados por personas que no pertenezcan estrictamente a su núcleo familiar.


Otros términos peculiares pandémicos son también: “desconfinar”, levantar las medidas de confinamiento que se impusieron por cada uno de los países; “cuarentenear”, entrar a un periodo de cuarentena obligado por haber estado en contacto con personas que hayan tenido el virus.


En años anteriores, términos como selfie y emojis han obtenido la distinción de palabra del año por la Fundéu RAE, que en este año incluyó palabras relacionadas con la pandemia de Covid-19.

La ganadora fue elegida entre una lista de 12 candidatas en la que se encontraban otras palabras que han marcado el año 2020 como: coronavirus”, “infodemia”, “resiliencia”, “COVID-19”, “teletrabajo”, “conspiranoia”, “tiktok”, “estatuafobia”, “pandemia”, “sanitarios” y “vacuna”.


Sin embargo, la palabra “confinamiento” que fue elegida como la palabra del año 2020 por la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE), promovida por la agencia EFE y la Real Academia Española en esta edición sumó una acepción: “aislamiento temporal y generalmente impuesto a una población, persona o grupo por razones de salud y seguridad”.


Estos términos y todos los que están relacionados a la pandemia, destacan en el listado de la Real Academia Española (RAE) en su última versión digital, a la cual se han subido 2.557 palabras nuevas.


Los vocablos corona, coronavirólogo, covid, autocovid, covidianidad, covídico, precovid, covidioma y covidiccionario, ya forman parte de la nueva actualización del diccionario.


Espero haya sido útil esta información y no olvides que para cualquier duda o consulta en cuanto algún vocablo, debes consultar el diccionario.

Además, te dejo el link para que hagas un recorrido virtual por la RAE. https://www.rae.es/la-institucion/la-rae/sede-institucional/descubra-la-rae?fbclid=IwAR19f6w4np-pwGGL8-9ilUdCnQIl3PjCI0DIltn5LaB8Eos_2nTYg1u2pSQ



Fuentes:

https://www.rae.es/dhle/covidiota

(https://www.rae.es/dhle/coronabeb%C3%A9)

https://dle.rae.es/cuarentenear?m=form

https://dle.rae.es/desconfinar?m=form

https://www.rae.es/sites/default/files/2020-11/NOVEDADES%20DLE%2023.4.pdf

badebate.cu/etiqueta/real-academia-espanola-rae/



51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo